Loading...

Viviendas


En viviendas es donde se presenta el gran reto del interiorismo. Para ello disponemos de los mejores profesionales en diseño y arquitectura de interiores.

Por ello todos los productos tienen cabida, pero siempre conformando un conjunto armonioso, relajante y decorativo, a los que debemos aunar factores como la durabilidad, la economía y por supuesto la moda imperante en ese momento.

Existen infinidad de materiales como moquetas, tarimas laminadas y de maderas, papeles tintados, alfombras, suelos especiales para cocinas y baños.

Por ello adaptamos, cada uno de nuestros productos, a los diferentes espacios de nuestra vivienda. En las cocinas, son perfectos suelos resistentes, que no absorban manchas de grasa y resistan los impactos. Siendo los ideales: el granito, una piedra natural de gran resistencia, el porcelánico ó un sintético muy versátil. También el hormigón continuo sin juntas muy higiénico, y las resinas, antideslizantes. En los salones: buscamos confort y dureza con pavimentos cálidos, confortables y que crean un ambiente acogedor. Pero también que resistan bien el paso del tiempo, el desgaste por el uso y, si tienes jardín, que no se rayen fácilmente. Con materiales como moquetas, mármol, o tarimas de madera o laminadas con una gran resistencia, que aportarán confortabilidad y color al suelo del salón. En los dormitorios, que sean confortables, agradables al tacto y que se mantenga a una temperatura perfecta para que, al pisarlo descalzos, no transmita frío en invierno ni calor en verano. Son perfectos las moquetas o suelos con acabados en madera. Los baños con suelos resistentes al desgaste y que soporte la humedad y los cambios de temperatura. Diversos materiales como la arenisca, una piedra natural y que, además, son antideslizantes, también el micro-cemento o PVC, pavimentos continuos que, al no tener juntas, garantiza la impermeabilidad y es más higiénico (las juntas retienen suciedad). Y también la madera, que con un tratamiento anti-humedad puede ser el material idóneo para convertir el baño en una prolongación del resto de la casa.

Existen multitud de formatos y diseños, lo que permiten la personalización de cada zona con una amplia variedad de diseños y colores.