Loading...

El pavimento caucho continuo es un pavimento dedicado a amortiguar la caída de los niños y adultos en los parques infantiles o zonas deportivas. Pueden ser de varios espesores dependiendo de la altura del juego instalado. Los pavimentos Continuos de Seguridad ofrece una solución limpia y segura para la creación de zonas lúdicas infantiles y zonas deportivas.

Los principales usos son: parques infantiles de exterior, parques públicos, colegios, guarderías, gimnasios, escuelas infantiles, hoteles, zonas deportivas, ayuntamientos.

El espesor estándar del pavimento de caucho continuo para parques infantiles es de 4 cm. Los colores utilizados en el pavimento caucho continuo varían en función de los gustos de nuestro clientes.

La composición de este tipo de pavimentos, está formado por una primera capa, que suele ser de 3 cm de espesor, de SBR (gránulos de caucho reciclado) mezclado con resinas especiales de poliuretano. Sobre la capa anterior se instala una nueva capa de gránulos de EPDM de acabado poroso, mezclado con resinas especiales de poliuretano, su aspecto es granular y con porosidad. Puede ser de diferentes colores, así mismo se puede realizar en el cualquier tipo de dibujo y formas. El espesor del pavimento de caucho continuo varía en función de la altura de caída del complejo o los juegos instalados. Todo esto se consigue combinando diferentes espesores para obtener los requisitos  homologados por las Normativas Europeas de Seguridad EN 1176 y EN 1177.

Existen dos tipos , que pasamos a definir a continuación.

1)      EPDM:

Pavimento Continuo de Seguridad formado por una capa de mortero de resina y SBR reciclado aportando diferentes grosores dependiendo del HIC del equipo de juego, y una capa de terminación formada por mortero de resinas específicas y EPDM vulcanizado en color. Este sistema ofrece una solución limpia, segura y novedosa para la creación de zonas infantiles.

Ha sido pensado para dar a los más pequeños un espacio sin peligros, lleno de posibilidades para disfrutar del juego y de plena confianza para los padres.

Las numerosas cualidades de éste pavimento de seguridad, lo hacen único. Debemos destacar entre ésta que es fácilmente reparable, altamente resistente a la intemperie, flexible, antideslizante, imputrescible, sin juntas, fácil de limpiar y la más importante de todas es su gran capacidad amortiguante ante impactos.

La aplicación principal de éste pavimento es en parques infantiles, ideado para minimizar los riesgos de lesiones producidos por las caídas de los niños desde los equipos de juego, aunque se adapta a cualquier espacio ofreciendo una completa seguridad. Todo esto se consigue adaptando los espesores del SBR a los homologados por las Normativas Europeas de Seguridad EN 1177.

2)      Encapsulados – SBR Coloreado:

Otra alternativa más económica, son los formados por una primera capa compuesta por un mortero de resina y SBR reciclado, y una segunda capa de terminación formada por mortero de resina coloreada y SBR coloreado in-situ.

A este sistema igual que al compuesto por EPDM, se le adaptan los diferentes grosores dependiendo del HIC del equipo de juego. Esta técnica esta orientada para minimizar costes y a su vez conseguir el servicio de seguridad requerido para un área infantil. Todo ello en cumplimiento de las Normativas Europeas de Seguridad vigentes EN 1177.

Si comparamos el pavimento de EPDM vulcanizado con el de SBR coloreado, técnicamente este último es muy similar, ya que alcanza la misma elasticidad a la hora de absorber impactos, y a su vez resiste de igual manera las posibles erosiones por la fricción del continuo paso de los usuarios. Donde encontraremos diferencias a tener en cuenta, es en el diseño y colorido del área.

Este sistema que consiste en colorear la resina con tintes estandarizados y realizar una mezcla, aglutinando los gránulos de caucho SBR para conseguir un mortero de color uniforme que se extiende como capa de terminación del pavimento de seguridad. En esta terminación al ser coloreados los gránulos de SBR en superficie, tienden a obtener un mayor desgaste y pérdida de color por la fricción obtenida por los usuarios.

Destacaremos a continuación las principales ventajas de los pavimentos continuos de caucho:

  • Los pavimentos continuos gozan de una gran facilidad de instalación.
  • Los pavimentos continuos tienen unos precios más económicos comparados con los pavimentos tradicionales.
  • Los pavimentos continuos tienen mayor higiene: dado por ser continuos no poseen juntas y según se elija pueden cumplir los requisitos anti-bacteriales.
  • Los pavimentos continuos precisan un menor tiempo para su instalación.
  • Los pavimentos continuos poseen un fácil mantenimiento: su limpieza generalmente es mucho más fácil, y resiste mejor los productos de limpieza.
  • Impermeabilidad, los pavimentos continuos son altamente impermeables y no permiten la absorción de agua.
  • La relación de mayor calidad a menores precios: debido a su sistema de aplicación en los pavimentos continuos muy estudiado y a los materiales empleados se consigue una gran resistencia al desgaste, a la abrasión, resistencia química, resistencia mecánica
  • Nivel de seguridad de los pavimentos continuos mayor. Podrán ser menos o más antideslizantes o anti-estáticos.
  • Y por último los pavimentos continuos poseen una estética y decoración a petición: las posibilidades de colores y formas lisas o texturizadas se adaptan a todas las necesidades.